Contacto

Nuestro equipo comercial está a su disposición para informarle sobre nuestra oferta de productos y servicios.

Boletín informativo

Abónese a nuestro boletín informativo y aprovéchese de la actualidad sobre la logística de la cadena de frío

Inscribirse

Catálogo

Descargar el catálogo de productos

Descargar

¿Camión frigorífico o embalaje refrigerante?

25 marzo 2014

Dos soluciones permiten transportar los productos sanitarios fríos o congelados con temperatura controlada: los vehículos frigoríficos y los embalajes refrigerantes. Veamos a continuación los siete parámetros determinantes que permiten decidirse por la mejor solución.

¿Cual solución isoterma elegir para transportar medicinas a temperatura controlada?

1) El circuito de distribución de los medicamentos

Si se trata de un transporte desde el laboratorio fabricante hasta el lugar de almacenamiento o de distribución (por camión completo) o del transporte en grupaje (por vehículo completo), se utiliza un vehículo frigorífico. En este caso, las zonas de carga y descarga deben estar también refrigeradas para evitar la ruptura de la cadena de frío.

Se prefieren embalajes isotérmicos refrigerados mediante acumuladores de frío o nieve carbónica (por debajo de -30 ºC) en el caso de los circuitos logísticos en los que hay transporte aéreo, o si las plataformas y las zonas de carga/descarga no están refrigeradas.

2) El intervalo de temperatura conservación de los productos

Para temperaturas muy bajas (por debajo de -30 ºC), se utilizan cajas isotérmicas refrigeradas con nieve carbónica. Los productos que deben mantenerse a temperaturas comprendidas entre +15 ºC y +25 ºC también precisan cajas refrigerantes con distribuciones específicas o vehículos climatizados.

Las tolerancias aceptadas con respecto al intervalo de temperatura requerido pueden ser determinantes para elegir la solución. Explotando esas tolerancias, se puede optar por una solución con desviaciones respecto al intervalo objetivo, la solución más sencilla y, por lo tanto, más económica, que, por ejemplo, permite reducir el coste del envío.

3) El volumen de productos que se van a expedir

Este es el parámetro que tiene un impacto mayor en el coste del transporte con temperatura controlada. Si la cantidad de productos que deben enviarse de un punto a otro no justifica la movilización de un vehículo frigorífico, es obligado el uso de un embalaje refrigerante.

Si el vehículo frigorífico está acondicionado para el transporte de productos farmacéuticos desde el laboratorio fabricante hasta el lugar de almacenamiento o de distribución, es posible reagrupar varios productos termosensibles en cantidades suficientes para diversos destinos finales.

4) El perfil de temperatura

Para un perfil de temperatura con segmentos abiertos (temperatura no controlada que sigue la temperatura climática) a los que el vehículo frigorífico no puede acceder, se impone el embalaje refrigerante gracias a su autonomía. En este caso, se puede utilizar solo o asociado a un vehículo climatizado.

Para un perfil de temperatura con segmentos de calor y segmentos de frío (a temperatura bajo cero), la mejor solución puede ser la combinación de un vehículo climatizado y de un embalaje refrigerante.

5) La calificación y la validación de la solución

Es obligatorio calificar el rendimiento de los medios utilizados para respetar la cadena de frío, siguiendo las normas en vigor. Por ejemplo, en Francia, la norma de la AFNOR NF S 99-700 se refiere a los embalajes isotérmicos y refrigerantes.

Si no hay una norma de calificación de los vehículos frigoríficos para el transporte de los productos sanitarios, se aplica el acuerdo ATP sobre productos agroalimentarios.

Después de la calificación, se debe validar la solución en las condiciones reales de utilización.

6) El coste

El coste es siempre un parámetro determinante: si dos soluciones satisfacen todas las exigencias del pliego de condiciones, se elegirá la más económica. El coste de la solución corresponde al coste logístico global, que integra el precio del transporte o de la caja y de todos los costes generados por la preparación y la utilización (equipos, consumo energético, gastos de personal, etc.).

El coste de la solución también depende del nivel de seguridad exigido: el margen de seguridad debe evaluarse sin exageraciones para evitar exigencias inútiles que complican la solución y aumentan el coste.

7) El impacto en el medio ambiente 

El análisis del ciclo de vida (ACV) para el mismo servicio prestado permite comparar el impacto de cada solución en el medio ambiente. Este análisis comprende todos los sistemas, materiales y fuentes de energía que utiliza la solución, desde la extracción de las materias primas hasta el tratamiento al final del ciclo de vida. 

Los embalajes refrigerantes y los vehículos frigoríficos no compiten obligatoriamente, sino que son dos medios complementarios. Cada solución está adaptada a determinados casos y ciertas etapas de la distribución de los medicamentos. La solución empleada debe estar calificada y precisa precauciones y buenas prácticas para garantizar su eficacia.

Usted es/está:

bio-technologiste-people-target

Biotecnólogo

precisión y anticipación

logisticien-people-target

Coordinador de logistica

responsabilidad y control de los costes

repartiteur-people-target

Mayorista Repartidor Distribuidor

la fiabilidad como objetivo prioritario