Contacto

Nuestro equipo comercial está a su disposición para informarle sobre nuestra oferta de productos y servicios.

Boletín informativo

Abónese a nuestro boletín informativo y aprovéchese de la actualidad sobre la logística de la cadena de frío

Inscribirse

Catálogo

Descargar el catálogo de productos

Descargar

El riesgo de degradación de los productos sanitarios

09 diciembre 2013

Desde que un producto sanitario abandona el centro de producción, llega al centro de distribución y finalmente se administra al paciente transcurren a menudo varios días durante los cuales es esencial conservar el producto en el intervalo de temperatura indicado. Afortunadamente, las soluciones isotérmicas son cada vez más eficaces para garantizar el transporte de los productos termosensibles.

Los productos sanitarios son muy sensibles a las desviaciones de temperatura

Los productos sanitarios son muy sensibles a las desviaciones de temperatura

La inercia térmica de un producto sanitario termosensible es cuatro veces menor que la de un producto alimentario. No soporta que se rompa la cadena de frío y, en caso de ruptura, su exposición a temperaturas inferiores a +2 ºC o superiores a +8 ºC debe ser lo más breve posible.

Cualquier desviación de temperatura es perjudicial para el producto y entraña una degradación más o menos grave. La degradación de un producto sanitario es tanto más peligrosa cuanto que es invisible.

Los riesgos ligados a la degradación de los medicamentos

Los medicamentos pueden sufrir una degradación por la acción del calor debido a desviaciones repetidas de temperatura, o una degradación por acción del frío. En este último caso, basta una única exposición para degradar el producto. En el caso de la insulina y las vacunas, esto supone la inactivación de los principios activos. Para otros productos, supone la alteración de las formas farmacéuticas (separaciones, precipitaciones, estallido de ampollas, etc.) hasta que los productos resultan tóxicos debido a cambios químicos o contaminación microbiana. Por ello, es indispensable mantener los productos entre +2 ºC y +8 ºC.

Un embalaje con temperatura controlada para proteger los productos sanitarios

Los productos farmacéuticos termosensibles (vacunas, productos biotecnológicos, reactivos, muestras biológicas, etc.) deben transportarse en condiciones de temperatura controlada. Por ejemplo:

Embalajes con temperatura controlada para proteger los productos sanitarios

  • La caja iBox es un embalaje isotérmico con regulación térmica. En el interior del embalaje, la temperatura se autorregula en función de las fluctuaciones de la temperatura exterior: una solución puntera.
  • La caja MedTraveller® está perfectamente adaptada para el transporte doméstico de medicamentos termosensibles.
  • El embalaje Clinibox® está concebido para garantizar el transporte de ensayos clínicos.

En el ámbito de la salud en el que lo que está en juego es vital, es necesario poder disponer de un embalaje isotérmico o refrigerante adaptado. Garantizar el transporte a una temperatura adecuada es garantizar la eficacia terapéutica plena del tratamiento.

Usted es/está:

bio-technologiste-people-target

Biotecnólogo

precisión y anticipación

logisticien-people-target

Coordinador de logistica

responsabilidad y control de los costes

repartiteur-people-target

Mayorista Repartidor Distribuidor

la fiabilidad como objetivo prioritario